BARBA SANA IN CORPORE SANO

 

Si uno de los bienes más preciados que posees es tu barba, entonces sabrás que su cuidado y mantenimiento son esenciales para que luzca impecable. Si acabas de decidir dejarla crecer, es importante que te informes y sepas de antemano el proceso que tendrá su crecimiento para no sucumbir a los primeros picores y empezar a cuidarla desde el primer minuto. Si ya tomaste la decisión, al principio es conveniente dejarla crecer libremente los dos primeros meses. Esto permitirá tener en cuenta su grosor y espesor y observar su forma natural para que en función de sus características intrínsecas, y tus gustos, optes por un tipo u otro de barba. 

Cuando haya transcurrido ese tiempo será el momento de empezar a darle forma. Es conveniente que por lo menos en esa primera fase te hagan el corte en una barbería, así tendrás la forma realizada de manera profesional y te será más sencillo seguir el mantenimiento. 

La constancia y la rutina son determinantes para que esté sana, limpia e hidratada. Ese mantenimiento garantizará su forma y aspecto, controlando así sus necesidades, incluyendo el corte periódico de acuerdo con tus expectativas.

 A continuación te proponemos unos tips básicos para tener una buena barba, para que la cuides y mantengas en perfecto estado;

LAVAR Y SECAR

Lava tu barba cada día con productos específicos para ella y adaptados a tu tipo de piel. Cuando termines, sécala con una toalla primero y luego con un secador. No la dejes húmeda, así evitarás que se estropee la cutícula del vello.

CEPILLAR

Cepilla tu barba para eliminar el exceso de grasa y controlar su forma, haciendo que crezca de manera uniforme. Hazlo siempre en seco.

NUTRIR E HIDRATAR

Mantén una rutina diaria de nutrición e hidratación con productos específicos y adecuados a tu tipo de barba. Aplica el aceite o bálsamo sobre el pelo limpio y seco. Así lucirá brillante, flexible y sana, además de evitar descamaciones y picores producidos por la sequedad o el crecimiento del vello facial en su etapa inicial. 

CUIDAR TU ESTILO

Define su forma y cuida su estilo. Utiliza fijadores suaves para darle un aspecto natural, cuida las puntas abiertas y el encrespamiento, utilizando los productos adecuados creando tu rutina. El tiempo que dediques a tu barba siempre estará bien invertido. Nunca olvides secar, cepillar e hidratar, visita regularmente a tu barbero para que elimine el vello sobrante y le aporte un cuidado extra. 

Para el mantenimiento diario deberás proveerte de un kit básico que incluya:

  • Peine de cerdas delgadas, para peinar y abrillantar.
  • Tijeras, para eliminar vello sobrante de zonas como la comisura de los labios o de la nariz
  • Maquinilla eléctrica para mantener y dar forma 
  • Cepillo grueso
  • Secador para la humedad
  • Aceite o bálsamo hidratante para uso diario
  • Cepillo redondo o de esqueleto para barbas largas, para desenredarla y pulirla.

 

ALIMENTACIÓN

Existen además otros factores que te ayudarán a lucir barba, como es la alimentación. Las vitaminas A, C y E favorecen el crecimiento y la reparación capilar y los ácidos omega3 fortalecen las membranas de las células capilares, por lo que si comes alimentos ricos en ellos, estarás ayudando y aportando también vigor y salud a tu barba.

 

Y estas son las claves que te ayudarán a lucir y presumir de barba. Si sigues los pasos recomendados y visitas regularmente a tu barbero, antes de lo que te imaginas habrás integrado este ritual en tu estilo de vida y la barba será rápidamente parte de tu identidad. Si tienes alguna duda al respecto, no dudes en acudir a nuestras barberías donde los mejores profesionales podrán responder tus dudas sobre el cuidado de la barba y asesorarte en relación con el corte y los productos que más se adapten a tus características personales ¡Será un placer atenderte!

 

Pedir cita